Toda la Argentina en una sola página

Argentina. Abajo la Ley Ómnibus: este martes comienza el debate artículo por artículo de la antipopular ley de Milei

Argentina. Abajo la Ley Ómnibus: este martes comienza el debate artículo por artículo de la antipopular ley de Milei
internacional

Sigue la rosca entre el Gobierno, la oposición y los gobernadores. La ley incluye facultades “de monarca” para Milei, privatización de empresas públicas y penas de cárcel por manifestarse, entre otras. Las asambleas barriales deciden sus próximos pasos. Algunas ya discuten convocarse este martes a las 18 horas en Congreso, junto a la izquierda y organizaciones sociales. ¿Qué van a hacer los sindicatos? ¿Y el peronismo?

AI
  • 🗳️ El viernes se votó "en general" la Ley Ómnibus propuesta por La Libertad Avanza.
  • ⚖️ Todavía no hay ley, ni siquiera "media sanción".
  • 💬 Esta semana continúa el debate "en particular".
  • 💰 El Gobierno sigue negociando con la oposición y los gobernadores.
  • 👥 Las protestas afuera del Congreso se mantienen.
  • ❗️ Organismos de derechos humanos pidieron intervención de la CIDH.
  • 💪 La discusión en particular se enfoca en las "facultades delegadas" y privatizaciones.
  • 🚫 La Ley Ómnibus podría permitir que se impongan artículos rechazados anteriormente.
  • 🏭 Se mantienen privatizaciones de empresas públicas.
  • ⚖️ La criminalización de la protesta es uno de los puntos más graves para los sectores populares.
  • 📲 La movilización y unidad de las asambleas barriales es clave para resistir.

El viernes 2 se votó "en general" la Ley Ómnibus propuesta por La Libertad Avanza. Pero todavía no hay Ley. Ni siquiera “media sanción”. Esta semana continúa el debate “en particular”.

El inicio de las sesiones está previsto para este martes a las 14 horas. Sin embargo, el Gobierno sigue sus negociaciones con la oposición y los gobernadores. Discuten plata, sobre todo. Al mismo tiempo, sabe que la nueva convocatoria al recinto convocará también a las protestas afuera del Congreso, que la semana pasada se convirtieron en el principal hecho político. Miles de asambleístas llegados desde el Gran Buenos Aires y los barrios porteños protagonizaron una combativa movilización junto a militantes de izquierda, sociales, jóvenes y Unidxs por la Cultura.

Así como sigue la rosca de los de arriba, este fin de semana siguieron las juntadas, reuniones y debates entre esos sectores que estuvieron en las calles. El rechazo a la Ley pero también al intento de imponerla a gases y palazos es absoluto. Las fuerzas están intactas. El objetivo es sumar fuerzas y volver a las calles, con la modalidad que sea mejor. Porque la conclusión de la semana pasada es que ese mensaje de rechazo y combatividad de las tres jornadas que dieron algunos miles es seguido con simpatía por millones. Y con preocupación por el Gobierno, que viene intentando imponer su protocolo represivo con más violencia cada día.

El escandaloso operativo antimanifestaciones de Bullrich motivó que en las últimas horas sindicatos de prensa y organismos de derechos humanos realizaran una presentación ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que intervenga de manera urgente y exhorte al Estado argentino a ajustarse a las convenciones internacionales que garantizan las libertades democráticas.

La discusión en particular pondrá en el centro todos los puntos que el Gobierno logró mantener de su reaccionaria Ley. Una de las más cuestionadas son las “facultades delegadas”, o sea un permiso para que el derechista Milei tome decisiones que exceden las potestades del Presidente (que ya son muchas). Casi un monarca. Como analizó nuestra cronista parlamentaria Jesica Calcagno, en el último texto conocido la delegación de facultades abarca 6 áreas: económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa. Regiría hasta el 31 de diciembre de 2024 y serían prorrogables por el Congreso por un año más.

Es grave. Como denunció el Frente de Izquierda y otras fuerzas, eso significa que el Gobierno podría volver a imponer artículos que tuvieron que ser sacados de la ley, u otros más reaccionarios aún. No puede pasar esa cláusula totalmente autoritaria.

Otro de los puntos clave son las privatizaciones de empresas públicas para entregarse a los amigos del poder. En la última propuesta, como analiza Calcagno, “las 30 empresas públicas se presentan en 4 paquetes y artículos diferenciados y que en todo caso que algunos bloques puedan votar algún paquete y otro no. Mantienen en el nuevo listado a Aerolíneas Argentinas, Ferrocarriles y Télam. El articulado se mantiene dentro de los términos de la legislación menemista”. O sea que se mantiene vigente el ataque privatizador libertario, que además implicaría cierres de algunas de esas empresas y miles de despidos, como ya adelantaron algunos funcionarios.

Otro de los puntos más graves para los sectores populares es la criminalización de la protesta, utilizando leyes creadas por el dictador Onganía (1969). Manifestarse, en la calle o en cualquier espacio junto a más de 30 personas, se convierte en un delito no excarcelable. Pueden condenarte a 5 años de prisión. Un delirio total, que ya ha sido criticado por las organizaciones internacionales.

El debate en el recinto fue seguido por cientos de miles de personas, es cierto. Pero lo que sucedió en las calles estos días lo vieron millones. Los carteles de trabajadores, maestras, vecinos, jubilados, artistas, militantes, sus testimonios ante los medios, sus rostros gaseados pero convencidos de seguir ahí. La exigencia a la CGT a que aparezca y convoque al paro general. Ese pronunciamiento de quienes eligieron manifestar su rechazo al plan de Milei es fundamental. Es un mensaje para los millones que se oponen pero esperan a sus conducciones políticas o sindicales, que en estos días se han borrado.

Por eso es importante seguir movilizados. Con el protagonismo de las asambleas barriales, con la fuerza de la juventud, con la izquierda que da pelea en el recinto y la Plaza. Sumando a los sindicatos y seccionales que van a ser golpeados por las privatizaciones, como SiPreBA (Sindicato de Prensa de Buenos Aires, que estuvo este jueves y viernes), los ferroviarios de la línea Sarmiento del ferrocarril, las y los aeronáuticos, la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que también se ven afectados. Las asambleas serán el gran aliado para resistir ese ataque. Hay que soldar esa unidad en estas semanas.

NO a las facultades delegadas, NO las privatizaciones. Abajo la Ley Ómnibus

Si bancás lo que hacemos, súmate a la Comunidad

Nos proponemos, y te proponemos, el objetivo de llegar en los próximos meses a 10.000 colaboradoras y colaboradores que estemos conectados.

Que podamos reflejar la realidad desde abajo y dar pelea a los grandes medios del poder, también depende de vos.

Para poder seguir creciendo sumate a la Comunidad de La Izquierda Diario.

Temas

Asambleas barriales    Ley Ómnibus    Frente de Izquierda y de Trabajadores - Unidad (FITU)    Javier Milei    Internacional

Temas en la nota

781288

Suscribite a nuestro newsletter

Un resumen de las noticias más relevantes directo en tu email.