Toda la Argentina en una sola página

Aumentan los casos de viruela del mono y ya se registraron 326 personas enfermas

Aumentan los casos de viruela del mono y ya se registraron 326 personas enfermas
actualidad

Sólo hay una mujer dentro de los afectados. La mayoría de los casos se concentra en CABA y AMBA. En las últimas cuatro semanas se detectaron un 61,6% de los positivos.

Las estadísticas de Argentina demuestran que en los últimos 30 días creció en cuento a su incidencia la viruela del mono o viruela símica, como se la conoce formalmente. Hasta el 20 de septiembre se habían confirmado 326 casos en el país. Mucho más de lo registrado, por ejemplo, al 7 de septiembre cuando los casos eran 221. Se puede decir que en un lapso de 30 días se diagnosticó el 61,6% de los casos confirmados.

En el Boletín Epidemiológico Nacional, elaborado por la Dirección de Epidemiología, se detalla que la mayoría de los enfermos residen en CABA o en AMBA. Muy lejos en cuanto a las cifras viene Córdoba y Santa Fe. Pero hay un detalle que llama mucho la atención, de los 326 casos todos son hombres con excepción de una sola mujer. 

"Hasta el momento la población más afectada es la compuesta por hombres que tienen sexo con otros hombres (186 de los 326 casos registrados hasta ahora lo refieren y para el resto de los casos no se cuenta con el dato)", se explica en el informe.

El 85 por ciento de las personas enfermas no habían viajado cuando iniciaron sus síntomas. Además, la edad promedio de los pacientes es de 34,5 años. El enfermo más joven tiene 18 años. 

Una buena noticia, dentro de este panorama, es que el 100 por ciento de las personas han sobrevivido. 

La viruela del mono o "ortopoxvirosis simia" es una enfermedad rara cuyo patógeno puede transmitirse del animal al hombre y viceversa. Cuando el virus se propaga al ser humano, es principalmente a partir de diversos animales salvajes, roedores o primates.

La transmisión de un ser humano a otro es reducida, explica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sus síntomas se asemejan, en menor grado y durante los primeros cinco días, a los observados en el pasado en sujetos con viruela:

Luego aparecen erupciones (en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies), lesiones, pústulas y finalmente costras.  

Viruela del mono: Reino Unido, en alerta, rastrea contagios en bares y boliches gay

Esta enfermedad se identificó por primera vez en humanos en 1970 en la República Democrática del Congo (ex Zaire), en un niño de 9 años que vivía en una región donde la viruela había sido erradicada desde 1968. 

Desde 1970 se notificaron casos humanos de "ortopoxvirosis simia" en 10 países africanos y a principios de 2003 también se confirmaron casos en Estados Unidos, los primeros fuera del continente africano.

Desde 1970 se notificaron casos humanos de "ortopoxvirosis simia" en 10 países africanos y a principios de 2003 también se confirmaron casos en Estados Unidos, los primeros fuera del continente africano.

La infección de los casos iniciales se debe al contacto directo con sangre, fluidos corporales, lesiones cutáneas o mucosas de animales infectados.  

La transmisión secundaria, es decir, de persona a persona, puede resultar del contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias, lesiones cutáneas de una persona infectada o de objetos recientemente contaminados con líquidos biológicos o materiales procedentes de las lesiones de un paciente.

La viruela del mono generalmente se cura espontáneamente y los síntomas duran entre 14 y 21 días y los casos graves se producen con mayor frecuencia en los niños y están relacionados con la magnitud de la exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones.

Qué es y cómo se contagia la "viruela del mono", la rara enfermedad que se detectó en Europa

Según las epidemias, la tasa de letalidad varió enormemente, pero se mantuvo por debajo del 10% en todos los casos documentados, principalmente en niños pequeños. 

No existen tratamientos o vacunas específicos contra la viruela del mono, pero se pueden contener los brotes, explica la OMS. 

En el pasado se demostró que la vacunación antivariólica tiene una eficacia del 85% en la prevención de la "ortopoxvirosis simia", pero la vacuna ya no está disponible, después de la interrupción de su fabricación tras la erradicación mundial de la viruela.

MCP

Temas en la nota

Suscribite a nuestro newsletter

Un resumen de las noticias más relevantes directo en tu email.