Toda la Argentina en una sola página

Viruela del mono: la Organización Mundial de la Salud pidió “no matar a los animales” por miedo al contagio de la enfermedad

Viruela del mono: la Organización Mundial de la Salud pidió “no matar a los animales” por miedo al contagio de la enfermedad
el-mundo

A raíz del virus que se expande en el mundo, la vocera del organismo aseguró que se registraron ataques y envenenamientos a primates con el fin de claudicar los contagios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirmó este miércoles que la transmisión del virus de la viruela del mono se produce por el contacto cercano entre dos personas y no entre animales y humanos. “La viruela del mono está presente en varios animales, de hecho es más común encontrarlo en roedores. La única razón por la que se denomina así a la enfermedad es porque fue detectada, por primera vez, en unos primates en un zoológico de Dinamarca”, explicó la vocera de la OMS, Margaret Harris.

La razón por la que Harris hizo esta declaración, en nombre de la organización, fue por la noticia de que en algunas reservas naturales de Brasil se habían presentado envenenamientos y ataques a monos por considerarlos un potencial riesgo de contagio.

“Las personas deben entender claramente que la transmisión que estamos presenciando es de humano a humano, por contacto cercano, y la preocupación debe centrarse en lo que podemos hacer para protegernos y proteger a los demás”, explicó la vocera. También señaló que, aunque es cierto que el virus tiene el potencial de pasar de un animal a un humano, aclaró que “esto no es lo que está pasando en estos momentos”.

“El riesgo de transmisión es a partir de otro humano y lo podemos parar si las personas que presentan algún síntoma toman las debidas precauciones para no contagiar a otras”, concluyó Harris. La viruela del mono, clasificada como una emergencia internacional por parte de la OMS, ha registrado cerca de 218.000 casos y 12 muertes alrededor de todo el mundo.

La aclaración por parte de la OMS tiene un origen concreto: la muerte de, al menos, una decena de monos en varios sectores de una reserva natural de Río Petro, en el estado de San Pablo, activó un foco de preocupación en los especialistas. De acuerdo con las autoridades, en menos de una semana cerca de diez ejemplares aparecieron muertos con signos de envenenamiento y otros fueron heridos, después de que se confirmaron tres casos de la enfermedad en esta zona del país.

Hasta el momento, en Brasil, se han registrado cerca de 1700 casos y se ha reportado una muerte. Harris reiteró que los monos no pueden ser culpados por los contagios del virus. “No debemos estar atacando a los animales por esto. Debemos estar atentos a cómo los humanos podemos resolver esta situación”, aclaró la vocera.

Actualmente, la OMS está en el proceso de asignar un nombre neutral para esta enfermedad y así evitar que se estigmatice a un grupo de animales o de humanos.

Una situación similar se había presentado con los murciélagos cuando ocurrió el brote del coronavirus a principios de 2020. En ese momento, varias organizaciones hicieron un llamado para evitar que estos mamíferos fueran blanco de ataques.

Hace poco, se aprobó el uso de una vacuna contra la viruela del mono, pero esta apenas está comenzando a ser distribuida en varios países alrededor del mundo.

Temas en la nota

Suscribite a nuestro newsletter

Un resumen de las noticias más relevantes directo en tu email.