Toda la Argentina en una sola página

Rezo empresario para “priorizar divisas” en una reunión clave con Sergio Massa en la que apareció el “dólar Qatar”

Rezo empresario para “priorizar divisas” en una reunión clave con Sergio Massa en la que apareció el “dólar Qatar”
economia

El ministro de Economía, Sergio Massa, visitó la UIA y almorzó con su cúpula; en el encuentro se mencionó el costo del turismo y se pidió que no se pare la industria; paritarias, precios e insumos, los temas

“Daniel, ¿me pidieron el dólar Qatar?”, preguntó Sergio Massa frente a los periodistas que lo esperaban detrás de las puertas de vidrio en el segundo piso de la Unión Industrial Argentina (UIA). “Sí, el dólar Qatar, el Malbec, todos”, ironizó Daniel Funes de Rioja, presidente de la entidad fabril que venía caminando detrás del ministro de Economía. Massa sonrió, de impecable traje negro, dio media vuelta y subió al ascensor.

La escena de hoy es representativa de un baile que comenzó hace una semana entre la UIA y el tigrense. El viernes pasado, un integrante de la entidad dijo públicamente que estaba de acuerdo con las restricciones al turismo y se sumó así a otras cámaras empresarias que venían reclamando que el ministro encareciera el dólar tarjeta. La UIA, cuya cúpula estaba en Santa Fe, emitió un comunicado negando la información.

“Desde entonces, Massa dice Qatar y nosotros decimos suntuarios [bienes finales sobre los que la UIA exige más control]”, dijo un empresario, que hoy estuvo en la reunión que el ministro de Economía mantuvo con la cúpula que nuclea a los empresarios industriales. “No quieren pagar el costo de que 40.000 argentinos que van a Mundial no los voten”, afirmó otro. Tres fuentes empresarias negaron que la UIA pidiera específicamente la aplicación del dólar Qatar a Massa. Otra fuente que también estuvo en el encuentro señaló que los industriales sí reclamaron esa restricción al ministro.

Más allá de los matices, Funes de Rioja sí volvió a pedir “priorizar” los dólares de manera “enfática”. “El país tiene que entender que la producción no debe pararse”, dijo directivo a periodistas y, pícaro, cuestionó los “bienes suntuarios”, palabra que no apareció en el almuerzo con el ministro. Se habló de “bienes terminados”, entre ellos las motos.

El dólar Qatar se mencionó en el encuentro, pero –según algunos presentes– fueron las fuentes oficiales las que hablaron del tema. Massa enumeraba el costo de la importación de energía (habló de US$4900 millones) y dijo que los gastos con tarjeta en el exterior por viajes y plataformas era de entre US$800 y US$900 millones por mes. Fue cuando, el secretario de Industria, José Ignacio de Mendiguren, resaltó el “dólar Qatar”. Se repasó la cantidad de personas que viajarían, el costo e incluso alguien ironizó que el mismo subirá si a la Selección le va bien.

Los industriales –conceptualmente– no cuestionaron: aceptan que la importación de servicios para la industria son importantes y que el turismo no debería ser la prioridad en un momento de escasez de divisas. Sin embargo, afirmaron varias fuentes a LA NACION, se negaron a sugerir un mecanismo que debe aplicar Economía. Antes de enumerar el costo de las compras al exterior, Massa leyó un email y celebró que el “dólar soja” hubiera superado la meta propuesta por él de US$5000 millones (objetivo que se había cumplido ayer). Mendiguren ratificó allí que esa ventana terminará a fines de mes.

Pese a que los industriales cuestionaron los adelantos de Ganancias y el consenso fiscal, y también las altas tasas, el principal tema de preocupación planteado al ministro fue la falta de insumos para la producción debido a la escasez de divisas. Massa prometió una primera etapa de estabilización de la economía hasta diciembre, juntando dólares y sin saltos bruscos del tipo de cambio (administrando la escasez de reservas), y una segunda etapa en 2023, con reformas y crecimiento (la UIA espera una desaceleración en lo que queda del año).

“Los dólares no son elásticos, hay que administrarlos bien”, dijo el ministro. De esta manera, adelantó que en los próximos días, Economía presentará en sociedad un mecanismo para ordenar el comercio exterior. La idea es que las obstrucciones para las compras en el exterior, parceladas entre la Secretaría de Comercio (SIMI) y el Banco Central (pagos) se ordenen con un sistema que les dé trazabilidad y priorización. La idea es dar previsibilidad y comenzar la planificación de oferta y demanda de divisas para 2023.

“Planteamos nuestras preocupaciones; rezamos todas nuestras oraciones”, dijo Funes de Rioja cuando contó que se habló del tema de la falta de insumos y el impacto en las líneas de producción. “Necesitamos certidumbre”, afirmó Funes, que indicó además que la UIA trabaja con una ventanilla interna para “marcar las urgencias” y ofrecer información completa a Comercio.

Aunque se mencionó por arriba, Massa dijo que, luego de la estabilización, se trabajará en un acuerdo para bajar la inflación. En la UIA ratificaron además al ministro que prefieren las paritarias a los aumentos por decreto. La reunión fue “buena”, calificaron en la UIA, donde recalcaron el “poder” del ministro, que reconoció –dicen– que el problema de fondo es la brecha.

Suscribite a nuestro newsletter

Un resumen de las noticias más relevantes directo en tu email.