Toda la Argentina en una sola página

Estados Unidos e Israel comenzaron el mayor ejercicio militar conjunto entre ambas naciones en la historia

Estados Unidos e Israel comenzaron el mayor ejercicio militar conjunto entre ambas naciones en la historia

Estados Unidos e Israel lanzaron su mayor ejercicio militar conjunto el lunes, enviando una señal clara a Irán y subrayando la fuerza de su alianza a pesar de las preocupaciones sobre la composición del nuevo gobierno israelí.

Estados Unidos e Israel lanzaron el lunes el ejercicio militar conjunto más significativo de ambos aliados hasta la fecha, según describió el general Michael “Erik” Kurilla, comandante del Comando Central de Estados Unidos, que involucra a miles de fuerzas armadas de ambos países, una docena de barcos y 142 aviones, incluidos bombarderos con capacidad nuclear.

Los ejercicios conjuntos, que reciben el nombre de “Juniper Oak”, que durarán desde el lunes hasta el viernes, están destinados a demostrar y profundizar la integración entre los militares estadounidenses e israelíes, dijo el alto funcionario de defensa de Estados Unidos, y llegan en un momento de creciente tensión sobre el programa nuclear de Irán.

Aunque los simulacros probablemente atraerán el interés de Teherán, el funcionario estadounidense dijo que no habría maquetas de objetivos iraníes y que los ejercicios no estaban orientados a ningún adversario en particular.

“Creo que la escala del ejercicio es relevante para una amplia gama de escenarios, e Irán puede sacar ciertas inferencias de eso”, reconoció Kurilla. “Realmente está destinado principalmente a patear los neumáticos en nuestra capacidad de hacer cosas a esta escala con los israelíes contra una amplia gama de amenazas diferentes”.

Los ejercicios incluirán ejercicios de fuego real e involucrarán a 6.400 fuerzas estadounidenses, muchas de las cuales estarán a bordo del portaaviones estadounidense George H.W. Bush. Por su parte, unos 450 soldados israelíes participarán en los ejercicios en el terreno.

Además, el ejercicio empleará un total de 142 aviones. Además de los bombarderos B-52, los aviones estadounidenses que estarán presentes en los ejercicios son los F-35, F-15, F-16 y F-18. Los simulacros se llevarán a cabo a grandes distancias, e involucran tierra, mar, aire y espacio.

Un comando integrado estadounidense-israelí supervisará la coordinación aérea de largo alcance sobre el Mediterráneo, incluido el reabastecimiento aéreo y los ataques de guerra electrónica, y culminará en un ejercicio de fuego real que involucrará la “supresión de las defensas aéreas enemigas” y ataques simulados contra objetivos estratégicos.

Los simulacros también incluirán operaciones especiales y fuerzas terrestres de Estados Unidos, equipos de búsqueda y rescate de combate y activos de la Fuerza Espacial. Se gastarán unas 180.000 libras de municiones, incluidas bombas guiadas por láser y cohetes de cuatro sistemas HIMARS de Estados Unidos.

El Comando Central de los Estados Unidos (CENTCOM) liderará el ejercicio. Cabe recordar que Israel fue trasladado al área de responsabilidad del Comando Central en septiembre de 2021. A pesar del cambio y los crecientes lazos entre Israel y los países árabes del Golfo, ninguno de esos países participará en el ejercicio. Sin embargo, a los países árabes se les informará sobre la conclusión de los ejercicios más adelante en la semana.

“Este tipo de ejercicios, que CENTCOM realiza rutinariamente con nuestros socios, desarrollan la interoperabilidad entre las fuerzas militares, aumentan las capacidades militares y son importantes para la seguridad y la estabilidad de la región“, señaló el general Michael Kurilla, en el comunicado oficial el lunes. “Las lecciones aprendidas durante estos ejercicios son exportables a nuestros socios en toda la región”.

Kurilla describió el evento como “un ejercicio conjunto combinado de todos los dominios que mejora nuestra interoperabilidad en tierra, aire, mar, espacio y ciberespacio con nuestros socios, mejora nuestra capacidad para responder a contingencias y subraya nuestro compromiso con el Medio Oriente“.

“Estamos comprometidos a fortalecer las relaciones militares en toda la región“, dijo Kurilla en el comunicado. “Este será el ejercicio más significativo entre Estados Unidos e Israel hasta la fecha“, agregó el funcionario; quien agregó que “realmente no pudimos encontrar nada que se acerque”.

La planificación de los ejercicios comenzó hace solo un par de meses, antes de que el primer ministro israelí conservador, Benjamin Netanyahu, recuperara el cargo el 29 de diciembre. El alto funcionario de la CENTCOM dijo que el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Israel era “férreo”.

“Tenemos gobiernos israelíes de un sabor u otro. Van y vienen. Pero lo que no cambia es nuestro férreo compromiso con la seguridad de Israel“, señaló Kurilla. “Así que esta es una señal de que seguimos respaldando a Israel en un momento en que hay mucha turbulencia e inestabilidad en toda la región”.

Por su parte, Israel se ha opuesto a los intentos del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de revivir el acuerdo nuclear con Irán, preocupado de que no detenga el desarrollo de un arma nuclear por parte de Teherán. Mientras tanto, Washington presiona a Irán para que deje de proporcionar aviones no tripulados a Rusia para su uso en su guerra contra Ucrania y busca detener la represión contra los manifestantes iraníes.

“Creo que es justo decir que el programa nuclear de Irán está más avanzado ahora que nunca. Sus líneas de tiempo de ruptura están más comprimidas. Su conocimiento y know-how ha aumentado”, dijo el funcionario. “Así que el desafío ha aumentado“.

“A Irán no se le permitirá obtener un arma nuclear, punto“, enfatizó el general Kurilla. “Nuestra preferencia sigue siendo resolver eso diplomáticamente. Eso ha sido difícil porque (el acuerdo nuclear) está en pausa”, dijo el funcionario.

El funcionario dijo que los simulacros mostrarían cómo Estados Unidos podría aumentar efectivamente un gran número de fuerzas listas para la batalla en el Medio Oriente, incluso cuando Washington se enfoca en la invasión rusa de Ucrania y la intensificación de la competencia con China.

“A medida que nuestros adversarios y competidores están evaluando al ejército estadounidense, sospecho que tomarán nota de nuestra capacidad para hacer esto porque, francamente, ningún otro ejército en la Tierra podría hacer esto“, señaló.

“Es una señal para los competidores y adversarios de que no es solo Estados Unidos, o no es solo Israel … pero en realidad es una coalición que probablemente enfrentarán y que esa coalición es altamente capaz y altamente interoperable“, finalizó el alto funcionario de Estados Unidos.

Suscribite a nuestro newsletter

Un resumen de las noticias más relevantes directo en tu email.