Toda la Argentina en una sola página

Se anuncia la venta de Edesur: La empresa italiana Enel se desprenderá de todos sus activos en Argentina

Se anuncia la venta de Edesur: La empresa italiana Enel se desprenderá de todos sus activos en Argentina

El éxodo de capitales alcanzó a la eléctrica responsable de la mitad del suministro para la Capital Federal. La estatal italiana Enel anunció el fin de sus operaciones en Argentina, como parte de un plan de reestructuración y desinversión de sus activos internacionales.

Oficialmente se anunció la venta de la empresa Edesur, responsable de servicios de distribución de energía eléctrica para la zona sur de Capital Federal. La operación fue confirmada por la firma italiana Ente nazionale per l’energia elettrica (Enel), una multinacional con participación mayoritaria del Estado italiano.

Del mismo modo que con Edesur, la firma italiana puso en venta a la empresa Enel Generación Costanera. Los anuncios fueron ratificados por la Comisión Nacional de Valores (CNV) y a Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA). 

El programa de la multinacional busca generar una reestructuración de sus activos a nivel internacional, un proceso de desinversión para centralizar los recursos en mercados catalogados como estratégicos, entre los cuales por supuesto no se encuentra la Argentina. 

Se trata de un plan para garantizar la llamada “transición energética” sobre el período 2023-2025. La distribución de inversiones y activos internacionales de la empresa cambiará hacia una posición más conservadora y menos arriesgada. 

Enel priorizará la inversión en Italia, España, Estados Unidos, Brasil, Chile y Colombia. Aunque en la década de 1990 la Argentina ofrecía oportunidades de retorno considerables, la vuelta de las regulaciones sobre las tarifas y los constantes shocks inflacionarios deterioraron la relevancia del país para los capitales extranjeros. 

Tras la privatización de los servicios eléctricos del país en 1992 y la celebración de varias concesiones, la firma italiana llegó al país en el año 2008 y adquirió la mayoría accionaria sobre Edesur, en una venta concretada por la empresa española Endesa que hasta entonces administraba la empresa. 

La economía argentina bajo el programa económico de Alberto Fernánbdez y Cristina Kirchner pierde cada vez más relevancia a nivel internacional. Solamente desde diciembre de 2019 hasta el día de la fecha, un total de 22 empresas multinacionales dejaron de operar en Argentina por las pésimas condiciones macroeconómicas que ofrece al país y la falta de seguridad jurídica a la inversión. 

La inflación cercana a los tres dígitos limita el crédito local e impide un margen razonable de previsión para la inversión. Por otra parte, las incesantes regulaciones cambiarias afectan la distribución de dividendos hacia el exterior, así como la exportación de servicios y la importación de insumos. 

Las multinacionales enfrentan una serie de problemáticas en Argentina que no son habituales incluso en otros mercados emergentes de la región. La venta de Edesur y la retirada de Enel solamente configura un nuevo eslabón en el éxodo empresarial que ya se registra desde 2019. 

Temas en la nota

Suscribite a nuestro newsletter

Un resumen de las noticias más relevantes directo en tu email.