Toda la Argentina en una sola página

Presupuesto 2023: las 5 claves del debate con el que debutará Sergio Massa

Presupuesto 2023: las 5 claves del debate con el que debutará Sergio Massa
presupuesto

El debate del proyecto marca el debut de Sergio Massa como autor de un Presupuesto y el desafío de sostener el relato frentetodista ante una hoja de ruta que responde a los lineamientos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Diputados arranca mañana el debate del Presupuesto 2023. El objetivo del Frente de Todos es dedicarle tres semanas a la discusión en comisión, antes de dejarlo listo para pasar al recinto. En esa instancia, expondrán, con Sergio Massa en la apertura, referentes del Poder Ejecutivo. Además, desde el oficialismo negocian la presencia del presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, junto con la participación de representantes de algunas empresas públicas, entre ellas, Aerolíneas Argentinas.

En este contexto, este año, el debate de la mal llamada "ley de leyes", porque ese rótulo en realidad sólo le cabe a la Constitución, tendrá algunas particularidades. Las curiosidades van desde el debut de Massa como autor de un presupuesto hasta el desafío de sostener el relato frentetodista ante un proyecto que responde a los lineamientos del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Para Heller, "no hay ajuste" en el Presupuesto 2023 pero puede haber retoques

Oficialismo y oposición preparan su indagatoria a Massa sobre el Presupuesto

Nuevos jugadores. A diferencia de los presupuestos anteriores del Frente de Todos, esta vez, el texto no lleva la firma de Martín Guzmán. Tras su intempestiva salida, y el paso fugaz de Silvina Batakis, este texto fue presentado por Sergio Massa.

Las ventajas de Massa son varias. La primera es que conoce de cerca la Cámara de Diputados, sus dinámicas y tiene muñeca para negociar. Además de contar con más de dos años de experiencia como presidente del cuerpo.

¿Otro dato? Dejó a su ladera, Cecilia Moreau, en ese sillón. Los vínculos entre el Ministerio de Economía y la Cámara están más que aceitados y coordinados. No hay intereses cruzados como en tiempos de Massa-Guzmán.

Los vínculos entre Economía y Diputados están aceitados.

El otro enroque que hubo en el último año fue el de la presidencia del bloque oficialista. De Máximo Kirchner a Germán Martínez, el cambio fue sustancial. Martínez está lejos del hermetismo de Kirchner. Se caracteriza por tender puentes con la oposición y por tener un perfil mucho más dialoguista que su antecesor.

El único nombre que se mantiene es el de Carlos Heller, que sigue al frente de la comisión de Presupuesto y Hacienda.

Línea de llegada. Tras el fracaso del Presupuesto 2022, los ojos estarán puestos en que esta vez, la hoja de ruta del oficialismo sea ley. Al menos por ahora, el Gobierno viene enviando señales de que las intenciones están. A los pocos días de la presentación del texto, desde el Frente de Todos convocaron a la oposición para hacerles llegar el cronograma de tratamiento en comisión. Y tomaron notas de los pedidos que les hicieron llegar desde las diferentes bancadas. 

Una de ellas fue que asistan a la Cámara baja la mayor cantidad de ministros posible. A diferencia del año pasado, cuando apenas expusieron tres ministros, en esta oportunidad, al menos en el listado preliminar aparecen representantes de casi todas las carteras, además de los titulares de la AFIP, Aduana y Anses.

El Presupuesto 2023 llega al Congreso: cómo no ajustar más de la cuenta en un año electoral

Asimismo, la bancada oficialista negocia para que asista Miguel Ángel Pesce, titular del Banco Central tal cual pidió Juntos por el Cambio. Esta bancada también solicitó que asistan representantes de empresas públicas, sobre todo las que registran mayor déficit. El oficialismo también trabaja para conceder esos pedidos.

Pero además de darle un debate amplio. Con un importante número de invitados, el oficialismo puso un pie en el acelerador. Aspira a que el Presupuesto 2023 sea ley antes del 30 de noviembre, cuando vence el período de sesiones ordinarias. El año pasado, elecciones mediante, su tratamiento comenzó en diciembre y el oficialismo apostó -sin éxito- a debatirlo y llevarlo al recinto en apenas una semana.

Convencer a la oposición. A Massa primero y a Moreau después les tocará la difícil tarea de sumar la mayor cantidad de adhesiones posibles. Para ello, Massa deberá convencer a la oposición de que acompañe el proyecto que prevé una inflación del 60% para el año que viene.

En rigor, desde Juntos por el Cambio son varios los que reconocen que ese porcentaje es más racional que los de Guzmán, que había estimado la inflación en 29% y 33%, para 2021 y 2022, respectivamente. De todas maneras, el tigrense deberá explicar cómo hará para que la inflación baje unos 35 o 40 puntos porcentuales cuando hoy sigue en aumento.

Además, deberá convencerlos de que la reducción del déficit fiscal, tal cual se acordó con el FMI, tenga asidero.

Presupuesto 2023: punto por punto, qué dice el proyecto qué prevé inflación de 95% para este año y 60% para 2023

Presupuesto 2023: el Ministerio de Economía busca recortar $ 238.000 millones de un área clave

Contener a la tropa. El Presupuesto 2023 está signado por el acuerdo con el FMI. Vale recordar que el debate para sellar el acuerdo dividió aguas en el Frente de Todos. Llevó a Máximo Kirchner a renunciar a la bancada oficialista primero y a una votación dividida el día de la sesión. ¿Se replicará un escenario similar? Será Germán Martínez el que deberá contener a los propios.

Germán Martínez deberá contener al Frente de Todos.

Sobre todo porque al menos un ala de la bancada señala, por lo bajo, que el texto implica un "pequeño ajuste" que recaerá en áreas sensibles como Salud, Educación y Seguridad Social, entre otras.

Sostener el relato. El Frente de Todos deberá ingeniárselas para que el proyecto de ley no termine de dilapidar las promesas de Alberto Fernández en la campaña 2019. En ese entonces, el ahora Presidente se comprometió a que los "últimos serán los primeros" y que se priorizaría a los jubilados en detrimento de las Leliqs. Pero lo cierto es que los datos del Presupuesto ponen en duda esos principios.

Por caso, las partidas destinadas a Servicios Sociales cae más de un 10% si se compara lo proyectado para 2023 con el crédito vigente en agosto de este año, mientras que la Deuda Pública tiene una asignación que supera en un 25,7% a la de este año. 

Temas en la nota

Suscribite a nuestro newsletter

Un resumen de las noticias más relevantes directo en tu email.